Layda Sansores: sus facturas y la parafernalia de una investigación mal lograda

- Por

El 14 de junio del presente año, la periodista Denise Maerker publicó información, facilitada por la reportera Fátima Monterrosa, a través de su noticiero “En Punto” transmitido por el canal Las Estrellas de Televisa. En ella acusó a la Senadora con licencia y candidata por MORENA a la alcaldía de Álvaro Obregón en la CDMX Layda Sansores de haber hecho gastos personales por $700,000 entre 2016 y 2017 y pedir reembolso de ello al Senado.

Se hicieron de conocimiento público las facturas en las que se aprecian claramente compras de juguetes, electrodomésticos, artículos de uso personal como tinte para el cabello y otras cosas más. ¿Se ve mal? Sí, no lo niego y no solo se ve mal, se ve reprobable, sin embargo, Denise “olvidó” que ejercer la libertad de expresión no es sólo un derecho, sino que además implica una responsabilidad y más en un medio masivo de comunicación como es la TV.

La información oculta y la ley

Junto con la información presentada en el noticiero se envió también un comunicado del mismo Senado en el que dice específicamente no haber recibido solicitud alguna de reembolso por parte de Sansores ¿y cuál es el problema entonces? Que Maerker “olvidó” darla a conocer también junto con las facturas, por lo que el público, al solo saber la primera parte de la información y no la segunda, se volcó en las redes sociales en contra de la Senadora con licencia por Campeche, la acusó de falsa, de corrupta e incluso se creó el hashtag #LadyFacturas.

Oportunamente Layda salió de inmediato a desmentir la versión transmitida por Televisa y compartió con el público a través de su cuenta de twitter la segunda parte se la información, la que Denise no transmitió.

Así mismo, la Senadora le solicitó el derecho de réplica que, dicho sea de paso, no solo es una obligación moral que debe cumplir el acusador para que el acusado se defienda, sino que además está amparado en el Artículo 6° de nuestra Carta Magna desde el 11 de junio de 2013, así como en la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica publicada por decreto presidencial en el Diario Oficial de la Federación del día 4 de noviembre de 2015 y que, también dicho sea de paso, menciona 36 veces las palabras DERECHO DE RÉPLICA en su texto.

Art. 6 Const. - Derecho de Réplica

Derecho de Réplica amparado en el Art. 6° Constitucional, párrafo primero

El derecho de réplica ¿un favor o un derecho?

Al día sigueinte, 15 de junio, Denise Maerker salió a “rectificar” y, lejos de pedir una disculpa a la audiencia y de hacer del dominio público la carta expedida por la Tesorería de la Cámara de Senadores donde se especifica que a Sansores, ni se le entregaron más recursos de los debidos y tampoco solicitó reembolso por los gastos realizados (lo que hubiera concluido el problema), se quejó de que su compañera Fatima Monterrosa fue rechazada por la Senadora para que vía telefónica o a través de una entrevista ejerciera su derecho de réplica y cuestionó lo que para nadie es secreto, que los Senadores reciben dinero y muchos no justifican esos gastos, conocidos como Servicios Generales, pero eso sí, para sacarse la espinita afirmó que la oportunidad sigue abierta.

Pero ¿Qué dice la Ley que reglamenta el derecho de réplica enunciado en el Artículo 6° Constitucional?

Ciertamente Layda Sansores debió de presentar su derecho de réplica por escrito a Denise Maerker según el Art. 10° de dicha Ley y, por su parte, Maerker habló del hecho al día siguiente de la transmisión como lo marca el Art. 14°. Hasta aquí podríamos decir que la Senadora no ejerció su derecho correctamente, sin embargo, en la transmisión del 15 de junio la periodista, además de proyectar el video de 2 minutos y 6 segundos subido a redes sociales por Sansores expresando su inconformidad, solo dedicó 23 segundos, sí estimado lector, ¡solo 23 segundos! a hablar sobre el agravio de la información inexacta que se transmitió en el mismo noticiero, en el mismo horario el día anterior y desvió la atención de lo verdaderamente importante, el agravio por la información inexacta, hacia el cuestionamiento de ¿por qué los Senadores tendrían el derecho de gastar de forma discrecional y sin justificar el dinero que reciben para Servicios Generales?

De esta forma Denise Maerker está faltando al Art. 19°, fracc. VI de la Ley que reglamenta el derecho de réplica del Art. 6° Constitucional que dice que solo puede negarse a dar la réplica si esta ya fue hecha otorgándose la misma relevancia que a la que le dio origen. En este caso y como se observa en el video a partir del minuto 2:50, no solo no se le dio la misma relevancia a la información inexacta que presentó apenas un día antes, sino que le dedicó un tiempo realmente irrisorio, evadió el tema y horas antes en su cuenta de twitter difundió un comentario que transmitió en su programa radiofónico “Atando Cabos” en Radio Fórmula diciendo que no se prestaría a hacer shows, que recibiera a Fátima Monterrosa y que se comprometía a sacar la información “lo más precisa posible”, haciendo parecer que el derecho de réplica es un favor y no lo que dicen la Ley y la Constitución, es un DERECHO.

El objetivo del reportaje y las dudas que genera

En el programa de radio dijo lo siguiente, y cito, “el objetivo de este reportaje y lo que nos pareció revelador en el caso de estas facturas es ¿qué considera la clase política, en este caso encarnada en Layda Sansores, pero seguramente en otros y estamos pidiendo las facturas de otros… qué nos revela de lo que los políticos consideran que pueden hacer con el dinero público?”.

Esta declaración, así como la parafernalia de lo transmitido por TV y a través de redes sociales deja las siguientes dudas:

UNA, si el objetivo es investigar lo que hacen los Senadores con el dinero público ¿por qué aludir solo a una Senadora que, dicho sea de paso, está en campaña por cargo de elección popular, y no a otros?

DOS, por lo que se ve en el oficio expedido por el Senado presentado por Denise en “En Punto” la solicitud se hizo el 31 de enero de 2018 ¿no fue tiempo suficiente para solicitar la información de otros legisladores?

TRES, el oficio de respuesta con la documentación se obtuvo el 6 de marzo de 2018 y se hizo pública en el noticiero 3 meses después ¿qué no se supone que tienen un equipo de trabajo para hacer este tipo de investigaciones? ahora ¡solo eran facturas! no era una tesis de licenciatura o un documento en el que había que analizar argumentos y dichos, sino únicamente enlistar y categorizar los artículos adquiridos y en los comunicados la periodista dice que ¡aún no han terminado de revisar el material! lo que es completamente increíble.

Denise Maerker y facturas de Sansores

Denise Maerker muestra al público la caja de archivo con más de 4000 facturas expedidas a Layda Sansores

CUATRO, considerando el tiempo que tuvieron para revisar, que fueron poco más de 3 meses, al primer indicio de que había algo extraño ¿no les pareció, digamos, profesional, verificar la información con la parte acusada antes de publicarla?

CINCO, si habían dos oficios expedidos por el Senado y sabiendo lo versátiles que son las redes sociales ¿no se les ocurrió que la afectada podría, digamos, desmentir la información transmitida por TV con solo publicar el otro oficio en sus redes y sin mover un solo dedo legalmente para dejar la “investigación” en ridículo? [pues no, porque si no, no habría noticia].

SEIS, ¿por qué publicar la información que, repito, es cuestionable y hay que analizar y aclarar (lo que ya hizo Layda Sansores), exactamente ahora a poco más dos semanas del 1 de julio, día de elecciones federales y locales?

Campo Militar 1F ¿el motivo oculto?

Los seis elementos enunciados hacen pensar que la única intensión de esta “investigación” (que no lo parece, pues solo se solicitó información vía transparencia y una vez recibida se desglosó y categorizó) es descarrilar a la candidata a la alcaldía de Alvaro Obregón en la Ciudad de México, pues en dicha demarcación hay un “detallito” de “unas hectáreas” de extensión y que “casualmente” alberga el Campo Militar 1F que es propiedad del Gobierno Federal, el cual lleva ya rato intentando ser privatizado y así privar a la ciudad de una parte del Bosque de Chapultepec que es uno de los principales pulmones naturales que aún se conservan, pues ha criticado fuertemente esta acción y de llegar al puesto podría impedir el movimiento de privatización. Pero esta, es otra historia.

POSTDATA: La flor de Ernesto Cordero

Ya concluía el artículo cuando me encontré esta declaración del Presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero, ferreo simpatizante de José Antonio Meade para convertirse en el próximo Presidente de México. En su declaración, con motivo de la despedida de Layda Sansores de la Cámara de Senadores y un mes antes de que se diera a conocer la “investigación” presentada por Denise Maerker, el todavía panista hace un reconocimiento a la labor de la Senadora y enfatiza que quienes más la van a extrañar son los empleados de mantenimiento y de limpieza y, al respecto una pregunta obligada ¿si hubiera mal manejo de los recursos que recibió la ahora candidata a Alvaro Obregón, Ernesto Corderno le hubiese extendido semejantes palabras? Usted juzgue.