Ingreso Básico Universal: el último intento de Ricardo Anaya

- Por

El Ingreso Básico Universal (IBU) es ahora la última carta fuerte del candidato de la coalición “Por México al Frente”, hasta ahora nadie del equipo de Ricardo Anaya, ni el propio candidato, han explicado los “comos” de esta ambiciosa propuesta, ya que la promesa de darle una cantidad de dinero a todos los mexicanos, solo por el hecho de serlo, ha generado más preguntas que aceptación, pues el entregar tarjetas sin fondo con la promesa que sí Anaya resulta ganador de la elección del primero de julio, se repartirá la cantidad de 1500 pesos de manera mensual.

Sacando cuentas:

El programa estrella del panista Ricardo Anaya tendría un costo de 179 mil 296 millones 129 mil 500 de pesos al mes, si se tomamos en cuenta que, según la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, somos 119 millones 530 mil 753 mexicanos. Lo que resulta que al año, el gobierno federal tendrían que erogar 2.1 billones de pesos para cumplir esta promesa de campaña.

Para  Alfredo Elizondo, coordinador de Gestión Social y Cooperación (Gesoc), la propuesta estrella de Ricardo Anaya es un acto “desesperado” por alcanzar al líder de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

“Para comenzar a hacerlo a esta altura, muestra, desde mi punto de vista, que no le está funcionando algo para subir en las encuestas”, explicó el especialista, además de considerar “inviable” la propuesta del panista, debido a que se desconoce de donde se obtendrían los recursos para implementar la propuesta y el mecanismo para ponerla en marcha.”

Usuarios de redes sociales, principalmente de la Ciudad de México han denunciado la distribución de los plásticos en un sobre que han llegado a sus domicilios. Al principio el equipo de comunicación del candidato negó que se estuviera distribuyendo las tarjetas a los ciudadanos, pero posteriormente confirmaron que era parte de la última fase de la campaña electoral.

No se sabe cuántas tarjetas se estarán repartiendo en los últimos días que restan de la campaña, tampoco se especifica en la publicidad de la tarjeta el mecanismo a seguir en caso de que el candidato panista resulte ganador, pues no se explica como podrán activar el plástico y recibir el beneficio. Aunque algunos usuarios de redes sociales han denunciado que se piden credenciales a cambio de estas tarjetas, el equipo del Frente ha rechazado esta versión.

Este reparto de tarjetas sin fondo que el candidato frentista está utilizando en los últimos días de campaña, ha recibido muchas criticas tanto de la ciudadanía, los mismos panistas, adversarios y opositores, pues revive la vieja técnica utilizada por gobiernos priistas como: Eruviel Ávila, Enrique Peña Nieto, el recién gobernador, Alfredo del Mazo y ahora su contraparte Ricardo Anaya.

El senador panista Jorge Luis Lavalle calificó la propuesta del candidato del frente como “gravísimo” y un claro “populismo de derecha”.